Indicaciones en los dibujos

[Simbolos] [Indicaciones de rugosidad] [Características especiales] [Indicaciones en los dibujos] [Normativa]

[Principal]

Los símbolos se colocan directamente sobre las superficies que indican o en su prolongación.

Los símbolos y las indicaciones deben orientarse de tal forma que se puedan leer desde la base o desde la derecha del dibujo.
Si no pudiera colocarse de esta forma y el símbolo no llevara ninguna indicación, salvo la rugosidad, puede representarse en cualquier posición, excepto la indicación de la rugosidad que debe tener la orientación correcta
Si fuera necesario, se podría unir el símbolo por medio de una flecha que salga de la base

Los símbolos deben representarse una sola vez por cada superficie y si es posible, en la vista donde esta lleve su cota correspondiente
Si el estado superficial fuera igual para todas las superficies debe indicarse:
con una nota cerca del dibujo y del cajetín
a continuación de la marca de la pieza

Si se exige el mismo estado superficial para la mayoría de las superficies de la pieza, el símbolo debe de ir seguido de:

  1. la frase "salvo indicación particular"

  2. del símbolo básico (entre paréntesis) sin ninguna otra indicación

  3. de uno o varios símbolos (entre paréntesis) del estado o estados de superficie particulares.

Las superficies que no deban ser mecanizadas según el símbolo de mecanizado general, llevarán sus propios símbolos de mecanizado.

Para evitar repetir especificaciones complejas o cuando no se disponga de espacio suficiente, se puede hacer una indicación simplificada del estado superficial, siempre que el significado de esta representación simplificada esté situado cerca del dibujo de la pieza o próximo al cuadro e rotulación.

Si se necesita un mismo estado superficial para un gran número de superficies de la pieza, se puede utilizar uno de los símbolos básicos y explicar su significado sobre el plano

Por último, señalar que sólo se deberán dar indicaciones referidas a la rugosidad, sobremedidas de mecanizado, etc. cuando sea estrictamente necesario para el buen funcionamiento del sistema y sólo en las superficies que lo exijan. El especificar un estado superficial determinado en una zona donde no es necesario obliga al control de calidad de dicha especificación y aumenta los costes de producción de la pieza.

La indicación de estado superficial no es necesaria si el taller donde se producen las piezas las realiza con el estado superficial exigido.


Índice general            Página inicial         Ir a  ingeniería de diseño